top of page

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA

viernes, 1 de octubre de 2021

 

Nueve organizaciones progresistas unen fuerzas para decir: Nuestro país no puede reconstruirse mejor si dejamos atrás a los inmigrantes; Los demócratas pueden y deben brindar ciudadanía a través de la reconciliación

“Los votantes arriesgaron [sus] vidas y se presentaron en números récord en varios estados, incluso dos veces en Georgia, para votar por una Casa Blanca y un Congreso que promuevan nuestros intereses, NO para votar por un parlamentario”.

 

Washington DC. -United We Dream Action, Black Voters Matter, The Frontline, Indivisible, Living United for Change in Arizona (LUCHA), Make The Road New York, MoveOn, Sunrise Movement y Working Families Party se han unido nuevamente, siguiendo suanuncio de página completa en el New York Times recordando a los demócratas que tienen todo el poder para otorgar ciudadanía este año, para responder a las noticias de ayer del parlamentario. 

 

Para estas organizaciones y sus millones de miembros, la ciudadanía para millones de inmigrantes es una prioridad principal porque no podemos recuperarnos por completo como país del COVID-19 y cuatro años de las políticas de inmigración supremacistas blancas de Trump sin incluir a los inmigrantes como parte de esa recuperación. 

 

Greisa Martinez Rosas, Directora Ejecutiva de United We Dream Action, dijo:

“Nuestras vidas están en juego. Impedir que millones de personas accedan a la ciudadanía significa dejarlos atrás bajo la amenaza inminente de la deportación, negarles atención médica, mejores salarios, empleo, oportunidades educativas y otros derechos humanos básicos. Sabemos cuál es la elección correcta y, desde el principio, los demócratas nos prometieron que serían el mejor partido para las personas negras, marrones, de bajos ingresos y de clase media. Pueden y deben cumplir esa promesa asegurándose de que la ciudadanía permanezca en el paquete de reconciliación. Los estamos responsabilizando únicamente a ellos”.

 

Alejandra Gómez, codirectora ejecutiva de Living United for Change en Arizona, dijo:

"La noticia de ayer de que el parlamentario ha rechazado el Plan B es increíblemente decepcionante, pero nuestra lucha para aprobar la reforma migratoria con un camino hacia la ciudadanía continúa. Se les debe recordar a las personas que el parlamentario del Senado es un funcionario no electo que se interpone en el camino de la reforma migratoria que es 30 años de retraso. Nuestras comunidades abrieron el camino en 2020 para dar a los demócratas el control del Congreso y la Casa Blanca, nuestra expectativa es que los demócratas deben continuar buscando otras alternativas para abrir un camino hacia la ciudadanía. Muchos de nuestros familiares, compañeros de trabajo y amigos están viviendo en el limbo y en las sombras por temor a la deportación. Mientras siguen arriesgando sus vidas durante una pandemia mortal para que nuestro país siga avanzando. Necesitamos que la senadora Sinema y la senadora Kelly aboguen por un camino claro hacia adelante y no se escondan detrás del parlamentario".

 

Yaritza Méndez, codirectora de organización de Make the Road New York, dijo:

“Estamos francamente indignados por la opinión más reciente del parlamentario del Senado, que es solo eso, una opinión. A pesar del fuerte precedente para incluir tales medidas de inmigración en el proceso de reconciliación, indefendiblemente ha permitido que su parcialidad la guíe para recomendar excluir la ciudadanía para inmigrantes de este paquete. El Senador Schumer y los demócratas del Senado deben proceder según lo planeado para garantizar un camino hacia la ciudadanía, que beneficiará tanto a la economía como a nuestras comunidades, como parte de este paquete. Sabemos que no están obligados a seguir esta opinión inaceptable”.

 

Varshini Prakash, directora ejecutiva de Sunrise Movement, dijo: 

“La realidad es que los demócratas tienen pleno poder y capacidad para aprobar la ciudadanía a través de la reconciliación, y esta regla inventada y no vinculante del Senado no impide que se apruebe. Hemos estado pidiendo 'Sin clima, sin trato' en el proceso de reconciliación. Pero no hay justicia climática sin justicia migratoria. Cuando decimos 'sin clima, sin trato', queremos decir 'sin protección para Dreamers, estatus de TPS y trabajadores agrícolas y esenciales, sin trato'. Queremos decir sin ciudadanía, sin trato".

 

Cliff Albright y LaTosha Brown, cofundadores de Black Voters Matter, dijeron: 

“Los votantes negros arriesgaron nuestras vidas y se presentaron en números récord en varios estados, incluso dos veces en Georgia, para votar por una Casa Blanca y un Congreso que promuevan nuestros intereses, NO para votar por un parlamentario. Y sí, nuestros intereses incluyen la reforma migratoria y un camino hacia la ciudadanía. Los inmigrantes negros existen. De hecho, ellos, al igual que otros inmigrantes, fueron muchos de los trabajadores esenciales que continuaron apareciendo en este país cuando se necesitaba. Ahora el Congreso debe aparecer por ellos”.

 

Natalia Salgado, Directora de Asuntos Federales y Tesorera del PAC Nacional del Partido de las Familias Trabajadoras dijo:

“Los inmigrantes han sido la columna vertebral de este país desde sus inicios, ahora no es el momento de darle la espalda a nuestros vecinos, compañeros de trabajo y amigos. No podemos darnos el lujo de esperar más por una reforma migratoria integral, especialmente si no se basa en lo que dice un parlamentario no electo. Los legisladores deben actuar ahora para proporcionar un camino a la ciudadanía para los millones de personas en nuestro país que viven bajo la amenaza de deportación y separación familiar”.

 

Tiffany Flowers, directora de campaña de The Frontline: 

"Muchos trabajadores inmigrantes negros y marrones arriesgaron su salud en la primera línea de la lucha contra la pandemia de COVID-19. No podemos agradecerles eliminándolos de la conversación sobre la recuperación de nuestra nación. Los demócratas en el Congreso deben ser audaces, mantenerse encaminados para entregar lo que prometieron: un camino hacia la ciudadanía en el paquete de reconciliación. De lo contrario, se producirán las mismas consecuencias del pasado: una recuperación desigual que nos dejará a muchos de nosotros atrás".

 

Mary Small, directora nacional de defensa de Indivisible, dijo:  

 

“Los demócratas del Senado deben reafirmar su pleno apoyo a un camino hacia la ciudadanía plena. Muchos de los que buscaban un camino hacia la ciudadanía arriesgaron sus vidas para mantener vivas las comunidades de todo el país al realizar servicios esenciales durante una pandemia mortal. Cualquier esfuerzo para crear una recuperación económica inclusiva debe reconocer sus contribuciones y membresía continua en nuestras comunidades. Los demócratas del Senado tienen la oportunidad y la obligación innegable de aprobar un proyecto de ley de reconciliación que incluya la ciudadanía”.

 

Rahna Epting, directora ejecutiva de MoveOn, dijo:

“Los parlamentarios no elegidos no deberían poder anular la voluntad del pueblo ni decidir el destino de 8 millones de personas. Los demócratas continuaron y ganaron en reformar el sistema de inmigración y proporcionar un camino hacia la ciudadanía. Esta legislación es una oportunidad única para ellos de cumplir sus promesas. No pueden permitir que las arcanas normas del Senado se interpongan en el camino. Este no es un momento para la política como siempre o las medias tintas”.

bottom of page